San Juan Bosco, nacido en I Becchi (Italia) el 16 de agosto de 1815 y fallecido en Turín el 31 de enero de 1888, fue un sacerdote, educador y escritor italiano que fundó numerosas congregaciones religiosas. Su prestigio como sacerdote y como educador de los jóvenes necesitados o en riesgo de exclusión social, le valió el respeto y el reconocimiento de las autoridades civiles y religiosas de su país, así como una notable fama en el extranjero. Sus obras fueron requeridas por jefes de estado y por las autoridades eclesiásticas de numerosos países.

 

  

Don Bosco basó su sistema educativo, conocido como el“sistema preventivo”, en tres pilares: la razón, la religión y el amor. En contraposición al“sistema represivo” (que impone normas y leyes, descubre y señala a los transgresores, y luego les aplica el correspondiente castigo), el“sistema preventivo”consiste en “acompañar” a los alumnos; darles a conocer las pautas y normas y vigilarlos después mediante el acompañamiento, de manera que los alumnos tengan siempre sobre sí el ojo vigilante del maestro o educador, los cuales, de manera amorosa, deben hablarles, explicarles y servirles de guía, aconsejándoles y corrigiéndoles con amabilidad. Este sistema descansa por entero en la razón, la religión y el amor, y por consiguiente, excluye todo castigo violento, procurando también evitar los castigos suaves. Conquistado el corazón del discípulo, es más fácil enseñarle, aconsejarle y corregirle.

 

  

Don Bosco eligió a San Francisco de Sales como modelo, por su amabilidad y pasión evangelizadora. Por ello, cuando en 1859 fundó su congregación de religiosos, la llamóSociedad de San Francisco de Sales, conocida popularmente comoLos Salesianos, cuya principal misión dentro de la Iglesia es la educación y la evangelización de los jóvenes. Hoy son unos 16.000 y están repartidos por todo el mundo, con presencia en 130 países. A España llegaron en 1881 y actualmente son unos 1240 los Salesianos que desarrollan su labor educativa y evangelizadora en nuestro país.

 

 

La obra de San Juan Bosco también dio origen a la Familia Salesiana, un amplio movimiento de personas que comparten la misma espiritualidad y misión pastoral, y que, a lo largo de los años, ha dado nacimiento a una treintena de grupos que desarrollan su labor en diferentes ámbitos: centros educativos, parroquias, grupos de catequesis, centros juveniles, grupos de educación en el tiempo libre, plataformas de intervención social, etc.

 

 

Don Bosco fue canonizado por el Papa Pío XI el 1 de abril de 1934, y Juan Pablo II, en 1989, lo proclamó“Padre, Maestro y Amigo de los jóvenes”.

 

 

Este año la Familia Salesiana está de celebración porque se conmemora el bicentenario del nacimiento de Don Bosco. Que esta fiesta contribuya a hacernos más conscientes de lo que significa y a sentirnos orgullosos de participar del carisma salesiano.

 

  

                                       La Junta Directiva de la A.M.P.A.